Procurador del Minam: Repsol debe asumir su responsabilidad por derrame de petróleo

Procurador del Minam: Repsol debe asumir su responsabilidad por derrame de petróleo

Señala que pedido de impedimento de salida del país de cuatro directivos de la empresa son medidas coercitivas que buscan generar arraigo.

El procurador del Ministerio del Ambiente, Julio César Guzmán, sostuvo hoy que es momento de que Repsol asuma su responsabilidad por el derrame de petróleo en el litoral peruano, al comentar las nueve cartas de protesta que el capitán del barco petrolero envió a la empresa y que esta minimizó.

En entrevista con TVPerú, consideró que Repsol no actuó con diligencia y atribuyó el derrame a los maretazos por la erupción del volcán marítimo en Tonga, algo que, advirtió, resulta “inconcebible e irrisorio”.

“Es momento de que la empresa asuma su responsabilidad”, aseveró Guzmán.

Según medios de prensa local, el capitán del buque, el italiano Giacomo Pisani, entregó a las autoridades las cartas de protesta en las que advierte que Repsol ocultó la verdadera magnitud del desastre.

Guzmán consideró correcta la solicitud del Ministerio Público para el impedimento de salida del país de cuatro altos directivos de la empresa Repsol, pedido que un juez verá esta tarde en audiencia.

“Son medidas coercitivas para generar arraigo”, explicó el procurador.

Recordó que la pena por el derrame de petróleo, en su tipo base, es de 4 a 6 años de prisión, pero esta se puede agravar cuando, por ejemplo, la parte involucrada oculta información. “Cuando hay agravante, la pena va de 4 a 7 años de prisión”, precisó.

El pasado 15 de enero se reportó un derrame de crudo en el mar de Ventanilla que la empresa, alude, se produjo tras el fuerte oleaje registrado en la costa peruana debido a la erupción de un volcán submarino en Tonga, Oceanía. 

Lo vertido al mar se calcula en unos 6,000 barriles de petróleo, por lo que la mancha de petróleo se extiende por el litoral de Ventanilla y ha llegado a localidades como Ancón y Chancay, donde se registra un impacto negativo en la flora y fauna marina.

En la víspera, la Marina de Guerra confirmó un segundo derrame, detectado en el terminal multiboyas 2 de La Pampilla, operada por Repsol. Según la empresa, se trató de un “afloramiento controlado de remanentes” del derrame anterior.

Legal Nacional