Sagasti descarta interferir en labor del Congreso, pero ratifica preocupación por reformas apresuradas

Sagasti descarta interferir en labor del Congreso, pero ratifica preocupación por reformas apresuradas

“Jamás en mi vida he utilizado términos peyorativos, jamás he tenido una actitud matonesca, como se pretende”, dijo en la Videna.

El presidente de la República, Francisco Sagasti, descartó este jueves que haya pretendido interferir en las labores del Congreso, y menos faltado el respeto a dicho poder del Estado, en la reunión que sostuvo con el presidente de la Comisión de Constitución, Luis Farías, aunque sí se ratificó en sus discrepancias con las reformas constitucionales que pretenden llevar a cabo el Legislativo, cuando estamos en la víspera de instalarse un nuevo Congreso.

Desde la Videna, donde supervisó el proceso de vacunación, el Jefe del Estado contó que en su reunión de ayer con el congresista Farías le expresó de manera “tranquila, cortes y calmada” la preocupación del Ejecutivo sobre lo que calificó “un proceso apresurado de reforma que no tiene precedentes en la historia de nuestro país”, pero en un marco de respeto mutuo, por lo que expresó su sorpresa que ahora se diga que ha pretendido interferir en la labor del Legislativo.

“Lamento muchísimo que se haya distorsionado y mentido acerca del contenido de la reunión que tuvimos ayer (…) jamás en mi vida he utilizado términos peyorativos, jamás he tenido una actitud matonesca, como se pretende. Esos señores congresistas que están hablando en esos términos hacen un flaco favor al congreso, a la democracia y a su partido”, señaló.

“Ha planteado preocupaciones de una manera clara, he sugerido que sea mucho mejor que sea el próximo congreso el que plantee las reformas constitucionales, pero no hacer esto de manera apresurada”, agregó.

El Mandatario respondió así a las afirmaciones del congresista Farías, que lo acusó de que, con sus opiniones a las reformas constitucionales, estaría interfiriendo en la labor del Congreso, y que por ello podría ser pasible de una denuncia constitucional.

Sagasti se ratificó en su posición que debe ser el próximo Congreso el que haga las reformas, pues éstas “no se pueden hacer de un momento a otro”, sin deliberaciones ni consensos.

Comentó que solo la reforma de la bicameralidad, que implica el retorno de la cámara de senadores, implica la modificación de 65 artículos constitucionales, en un tema que por lo demás, tiene opinión contraria de la población vía referéndum.

Como se recuerda, el Congreso aprobó la creación de una cuarta legislatura antes de la instalación del nuevo congreso, para tener tiempo de aprobar las reformas constitucionales en dos legislaturas.

También lea en Canal 21 Huancayo

Nacional Política